AULAS DE GÉNERO EN LA UNIVERSIDAD…

Cartas a la Prensa de la Asociación ADVCE.

www.ADVCE.esasociacionadvce@gmail.com

 

 

 

 

De nuevo adoctrinamiento en ideología de género a los estudiantes. Esta vez en la Universidad de Cantabria, con la propaganda del proyecto “Construyendo Identidades: Mujeres y hombres en relación en una sociedad de cambio”. Ciclo de conferencias relacionado con la ideología de género.

El folleto (añadido al final) muestra un recortable clásico en la que se ha puesto un traje de hombre a una mujer y un vestido a un caballero. Otra campaña orientada a trabajar el cerebro del asistente con el fin de acostumbrarlo a  la ideología de género. 

La publicidad establece un punto de partida falso: “(…) dando lugar a nuevos arquetipos que han desbaratado el modelo tradicional de lo que significa ser hombre y ser mujer”. Falso, porque nadie ha desbaratado nada. El modelo tradicional, no sólo es válido, sino que es el modelo natural por excelencia. Ante unos pocos que deciden promover cambios de sexo, adopción por homosexuales, o aborto como derecho de la mujer, en las instituciones se hacen las acomodaciones necesarias para presentarlo como algo normal. 

El folleto lanza el mensaje subliminal de que podemos vestir a hombres como mujeres y viceversa. Afortunadamente, la labor de los padres sensatos, traerá al mundo a niñas que pondrán el vestidito a la dama, y el traje de caballero al señor. Y los que no estén de acuerdo, tendrán muchas quejas que poner en las tiendas de moda, que ponen las falditas en la sección de mujer y la ropa de caballero en la de hombres. 

¿Podemos esperar programas de estudio serios, de una universidad interesada en la difusión de ideologías perversas como esta, que se podría llamar de degeneración del género, o simplemente de género?

 

¿Hasta dónde se quiere llegar con la ideología de género?  La francesa Simone de Beauvoir argumentaba que el feminismo había equivocado el objetivo al plantear como meta la igualación en derechos entre el varón y la mujer.  Junto a los planteamientos de Simone de Beauvoir en Francia y los de algunas de las primeras feministas como Sulamith Firestone, Alison Jagger o Germaine Greer están los de Judith Butler que los lleva a extremos radicales: “Comprender el Género como una categoría histórica es aceptar que el género, entendido como una forma cultural de configurar el cuerpo, está abierto a su continua reforma, y que la anatomía y el sexo no existen sin un marco cultural.  Términos como masculino y femenino son notoriamente intercambiables; los términos para designar el género nunca se establecen de una vez por todas, sino que están siempre en el proceso de estar siendo rehechos…  Se puede ser hombre con un cuerpo de mujer y se puede ser mujer con un cuerpo de hombre ”.

 

Sin embargo, la sexualidad es algo muy importante en las personas y no podemos banalizarla. Nos define, forma parte de todo lo que somos, de nuestra psique, de nuestra alma y de nuestro cuerpo. Como dice el psiquiatra Joseph Nicolosi“la mente, el cuerpo y el espíritu deben trabajar juntos en armonía para que el hombre y la mujer estén a bien consigo mismo y maduren en su potencial como persona” y las disfunciones que se produzcan serán siempre una fuente de frustración y sufrimiento.

¿Qué hay detrás de la ideología de género? Una huida hacia adelante ante los trastornos psicológicos que provoca en los niños la desestructuración familiar y la falta de uno de los dos referentes -frecuentemente el paterno- en su educación. Esta huida hacia adelante se inició en 1973 con la eliminación de la AMS -atracción por el mismo sexo- del catálogo de enfermedades psiquiátricas de la prestigiosa APA (Asociación psiquiátrica americana). “La decisión fue calurosamente aplaudida por los grupos de presión gays como la liberación de un estigma e incluso como un acto de justicia histórico.” Sin embargo detrás de esta descatalogación estaba el acientífico Informe Kinsey, propulsado por la maquinaria del imperio Rockefeller, basado en mitos como “un 10% de la población es homosexual”. Una vez “caída” la prestigiosa APA, cayó también la Asociación Nacional de Enseñanza y otras asociaciones. Se ridiculizó a los profesionales que disentían, se revisaron manuales, se “taparon bocas”, y se convirtió la aceptación de la homosexualidad en un planteamiento políticamente correcto.

 

Con una estrategia similar se legalizó en España el desacertadamente llamado matrimonio homosexual, y se introdujo el aborto como derecho y la ideología de género, en la ley 2/2010 de Zapatero. Introducirlo en España era importante porque permitía extenderlo fácilmente a toda Latino-América, Filipinas y países de habla hispana. La refrendación por Rajoy de las leyes de Zapatero abre las puertas a una generalización mucho más virulenta y agresiva. 

¿A quién beneficia la ideología de género? Aparentemente a los lobbys gays, pero con frecuencia los mismos gays se consideran ajenos a todo esto y en el fondo, manipulados. En realidad los auténticos propulsores se mueven en la sombra. Son aquellos que quieren “erradicar” la antropología humana cristiana de la sociedad. Grupos, como el imperio Rockefeller, y asociaciones vinculadas a él, o asociaciones a las que él se vincula, que han convertido el laicismo y el relativismo en una religión y ven en el aborto y la ideología de género una herramienta para acabar con las raíces cristianas de la sociedad. De vez en cuando se levanta alguien como Hillary Clinton, que, formando parte de un engranaje y una estrategia mundial, hace declaraciones recientes, como éstas: «Los códigos culturales profundamente enraizados, las creencias religiosas y las fobias estructurales han de modificarse.  Los gobiernos deben emplear sus recursos coercitivos para redefinir los dogmas religiosos tradicionales». También criticó que “las objeciones de conciencia fundamentadas en creencias religiosas están detrás de la discriminación a las mujeres y a los homosexuales.  La Universidad de Cantabria, con su seminario “Construyendo Identidades” hace el juego, -unos sin saberlo y otros muy conscientes de ello-, a estos grupos que, incapaces de “convencer” y “vender” sus ideas, prefieren servirse de las instituciones, la administración y “los recursos coercitivos” de los gobiernos para extenderlas y, si pueden, para imponerlas.

 

+++  +++ +++  +++  

En ADVCE asumimos el Magisterio Eclesiástico. Este trabajo ha sido confeccionado con esmero, pero si observas algún detalle que se opone a la Doctrina Católica, háznoslo saber para subsanar el error lo antes posible. Muchas gracias.

Puedes descargar este documento desde nuestra web y darle toda la difusión posible.

 

Página web: www.advce.es

Correo electrónico: asociacionadvce@gmail.com

Twitter: @advce

Teléfono: 638092622

 

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

Sobre Para Mayor Gloria de Dios, El Siervo de Dios

Experto en Informática y en Bioquímica y Biología Molecular.

No hay comentarios aún. ¡Sea el primero en dejar un comentario!

Dejar un comentario

Usted debe Logueado Introduzca un comentario.