El Impuesto de Sucesiones y el Corruptómetro. Raquel Calvo de la Fuente (2).

| 98937 lecturas en www.AlertaDigital.com

El sistema es una mentira. Todo el sistema es una gran mentira, desde Mariano Rajoy, desde Felipe de Borbón a Alberto Fabra y Raquel Calvo de la Fuente; desde Iñaki Urdangarín a Gúrtel y los EREs. La sociedad española mal vive arruinada y expoliada por un casta corrupta que todo lo degrada y estropea. El problema de España es la confiscación fiscal y la corrupción, que van de la mano, que son la misma cara de la misma moneda.

Hace unos días, hablaba con un buen trabajador que se busca la vida como puede, “para sobrevivir”. Hemos cedido demasiado: el problema es la existencia del IVA. Cuando no había IVA, la sociedad funcionaba mucho mejor; funcionaba, lo que ahora no sucede. Esta casta y el IVA y la corrupción han traído el hambre y la miseria.

Las sociedades sólo funcionan y salen adelante y sobreviven las gentes con pocos políticos y bajos impuestos. La casta vive de chupar la sangre al contribuyente, de convertir el trabajo en una forma de esclavitud y emprender en un esfuerzo ímprobo hacia la extenuación a manos de los chupópteros. La casta ha impuesto su régimen de terror fiscal; ese “terrorismo fiscal”, que con tanta lucidez ha diagnosticado Guillermo Rocafort. Supuestamente ese terrorismo fiscal se perpetra en nombre de los pobres, cuando no hacen otra cosa que crearlos; aman tanto a los pobres que los crean por millones.

Vivimos bajo la peste de los políticos y las raqueles; esos políticos que tienen sus propios verdugos modernos, sus sheriff de Nothingam, como Raquel Calvo de la Fuente, marisabidilla e intratable. En el caso que me ocupo, y que será una larga serie, puesto que se trata de batalla decisiva, la víctima de la persecución de estos corruptos avariciosos y crueles, con el antinatural e ilegítimo impuesto de sucesiones –propio de las peores tiranías, como dijo el gran Alexis de Tocqueville- sobre la que cae la tortura del sistema por habérsele pasado un plazo, durante el tiempo que esta persona cuidaba amorosamente a su madre, gravemente enferma, podía haber arreglado los papeles con una donación cuando no existía el impuesto en la Comunidad Valenciana, que estaba bonificado al 99%, pero los políticos del PP le habían prometido que ese impuesto nunca volvería mientras ellos gobernaran. Hay que tirar esa ley y hacerla retroactiva a todos cuantos han tenido que dejar de reclamar sus herencias por falta de liquidez.

El PP llegó al poder llevando en el programa electoral la supresión del impuesto de donaciones y sucesiones, padres e hijos, lo cual fue muy bien acogido por las sufridas clases medias, que ahora más que nunca necesitan el suplemento de una herencia para salir adelante, puesto que se encuentran –como es el caso de mi amiga- sin trabajo, mayores y sin liquidez.

El día 25 de agosto de 2013, fallecía la madre de mi amiga, víctima de la casta y de su verdugo fiscal Raquel Calvo de la Fuente, y el día 1 de agosto de ese año, a traición, en pleno verano, en plena etapa vacacional, el inepto Alberto Fabra, despreciando a los ciudadanos, ciscándose en el sacrosanto pacto electoral merced al cual esta pestilente mierda del PP ganó las elecciones, vuelve a ponerlo en marcha como trituradora fiscal, pasando del 1 al 25%, cuando los valores catastrales están sobrevalorados ya y son multiplicados por unos infectos y arbitrarios coeficientes, que cambian de continuo, al albur del dinero que precisan para sus irrestrictas y crecientes corrupciones. Eso lo hace anticonstitucional, pero mucho más ilegítimo. Es hora de que los ciudadanos dejen de estar indefensos y se unan contra los marianos, los fabras, los matas y sus raqueles. Y de los jueces actúen en defensa de los ciudadanos o ellos mismos se verán, al final, saqueados, expoliados. Porque no se venden ni se compran viviendas no habrá dinero para mantener a jueces y fiscales.

Y, encima, con descaro mafioso nos dicen que es para la sanidad y la educación, cuando para sanidad y educación sobraría mucho dinero con que no robaran, con recuperar el dinero de los corruptos, y cuando la sanidad es cada día peor y la privatizan, para dársela a sus amigos, y la educación es cada día más deprimente, cuando recortan en todo menos en sus privilegios. Por mucho menos de lo que estamos soportando, en 1789 en Francia florecieron las guillotinas y las cabezas de tiranos y saqueadores eran paseadas ensartadas en una pica.

Estos nuevos verdugos de esta casta expoliadora ni pactan ni dialogan, sino que dictan sus terribles sentencias con tanta arrogancia y prepotencia como no se ha conocido en mafia alguna, porque el sistema al que sirve y del que se lucra Raquel Calvo de la Fuente no es otra cosa que una asquerosa mafia, que debe ser erradicada, eliminada, reducida a pavesas. Ni oposiciones, ni leches, a la calle, a trabajar, a generar riqueza, a enfrentarse a los ivas y venías y a las inclemencias del tiempo, a no parasitar como las sanguijuelas, puesto que esas oposiciones han estado todas amañadas por los partidos, para militantes, primos, hijos y barraganas.

Así como la detención de Teresa Cabarrús fue el detonante de la letal caída de Robespierre y Saint Just el caso que me ocupa lo percibo claramente como el detonante de la rebelión de las clases medias contra esta casta y sus verdugos. Nos estamos jugando la dignidad y la supervivencia. Y se hará justicia. Y si no, habrá venganza.

7 comentarios para “Raquel Calvo de la Fuente (2)”

  1. Ya estoy fabricando una armadura, porque este 2015 nadie me libra del hambre que le espera a España…

    Jorge García
  2. Sigo creyendo que nos queda mucho sufrimiento por vivir, y me refiero al pueblo español.
    Trato de basarme en nuestra Historia, la misma que nos dice que siempre hemos estado en guerra, que siempre han habido marianos, fabras y raqueles, que siempre hemos dejado entrar antes al enemigo para luego sufrir y matar.
    Pasión, fuego, llanto, furia, y mucho más, eso ha sido, es y será España.

    Y que razón tiene en las dos últimas frases. ¿Cómo sino se llama a la Justicia cuando se carece de la mínima posibilidad de la misma?. Exacto, Venganza.

  3. La pregunta es: ¿y esto por qué ocurre?mucha sociedad es cómplice del sistema en un equilibrio controlado para que sobreviva este, con sus mediáticos medios y toda esa falsa apariencia del sistema del bien pagar.

    • Para mi todo ocurre porque la gente abandona la idea de Dios y del bien. Afecta a todos el descreimiento y la falta de fe. Se entra en un mundo neopagano sin más principio que el salvese quien pueda. Me alegra mucho que DD haga artículos más a menudo. Agarra el toro por los cuernos de verdad. PP. mafiosos perjudiciales para la sociedad.

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

Sobre Para Mayor Gloria de Dios, El Siervo de Dios

Experto en Informática y en Bioquímica y Biología Molecular.

No hay comentarios aún. ¡Sea el primero en dejar un comentario!

Dejar un comentario