Esto es lo que dice el Opus Dei: Hay que seguir repitiendo que los católicos somos libres, también en política en Almudi.org

Rompamos las Cadenas de la Esclavitud

Salvador Bernal miembro destacable del Opus Dei, del Liberalismo y de la heterodoxia de la doctrina Católica, y yo diría con riesgo a no fallar, que es miembro de la Masonería.

Es doctor en Derecho, periodista y biógrafo de José María Escrivá de Balaguer -fundador del Opus Dei-, y de D. Alvaro del Portillo.  Dice lo siguiente en religionconfidencial.com   y tomar buena nota, de un Relativista Liberal al que le vale TODO.

Con esta argumentación tan simplista, de votar no Importa a quien, en base a una Falsa Libertad, que se presupone verdadera, aunque elija el Mal y el Error.  La verdadera Libertad escoge siempre el Bien y la Verdad, de lo contrario es un Vicio que Esclaviza, Engaña y siempre lleva a la 2ª Muerte, o sea, la muerte eterna e Infernal, no a la Patria Celestial.  Este señor basa esa elección Liberal que de debe hacer Todo Hijo de Dios, en que todo el mundo sabe de antemano a quien votar, y que conoce bien a Toda la Raza de Vívoras que hay en la Cueva de Ladrones, que son la gran mayoría de los Partidos Políticos.  Y que nadie debe orientar el voto a los que forman parte del rebaño de corderos, o sea, los Cristianos y todo hombre de buena voluntad.  Solo los Masones pueden controlar el poder, los Medios de Comunicación y orientar el voto de la Mayoría de mal Informados, de los españoles buenos trabajadores e Impositores no solo de las Cajas de Ahorros, sino, eso de que Hacienda somos todos, pero solo pagan los Honrados con Nómina, los Ricos y Corruptos solo cobran.

La Iglesia, los Cristianos bien formados, deben orientar a los demás, porque ya sabemos los ríos de sangre que van a correr, y enseñar a los demás las consecuencias de votar a Partidos que estén en la Lista Negra, que no pisotee los derechos, deberes y libertades de todos los españoles, desde el momento de la Concepción y hasta su muerte Natural.

Sólo se libran de esta lista los siguientes Partidos, que respetan los Principios No Negociables siguientes:   ….

Defiende una libertad sin Juicio, sin filtros, sin los límites que establece el “Amor a la Verdad”, y está proclamando que se puede votar a cualquier “Partido” o “Político”, propugne lo que propugne, aunque nos lleven a la Destrucción Total, a la Auto-Destrucción de Toda la Raza Humana.  Vale lo mismo votar a Políticos y Partidos Corruptos y llenos de Mierda hasta los tuétanos, a Hitler, a Stalin, a Mao Tse Tun, a los Castro, y a todo esa vapulea y bazofia, como son todos los Partidos que están ahora en las 4 Administraciones, la Local, la Autonómica, la Estatal, la Europea y la ONU, valla ya tengo por lo menos 5 a la que mantener con mi escasísimo sueldo, y son todos una cueva de Masones Ladrones, que están saqueando España y Todo el Planeta.  La Tercera y definitiva Guerra Mundial ya ha empezado y vemos claramente que nos están llevando a un Comunismo Global, y en menos de 10 meses a una Guerra Civil en España, muchísimo más grave que la de 1936.

Este señor hace alarde del Liberalismo, condenado por un Papa que conoce bien, Pío IX, y pretende que sigamos votando a los que durante 40 años nos han estado mintiendo cada minuto de nuestra Vida.  Es un Pepero cuando le interesa, y un PSOEro cuando le parece.  Y si también la parece bien votar a los Sociatas que provocaron la guerra civil de 1936, y a los ultra-Comunistas de Podemos e IU, es que va a ser el primero en darles las cerillas para la quema de Iglesias, pero con alguien dentro, porque si no, no tendría gracia ni mérito, como dicen los enlaces que pongo al Final ….

Y donde vale todo, no se respeta ninguna Ley, ni la Divina ni la Humana, es lo más parecido al Infierno y al CAOS.   En 1864 Pío IX promulgó la encíclica Quanta cura que lleva como apéndice, el celebérrimo  Syllabus erroroum, compendio de ochenta proposiciones condenatorias de las doctrinas del momento.

Específicamente anatematizó  las sociedades secretas como la Masonería,  que son la Suma de Todas las Herejías, como:  el Liberalismo, el Relativismo, el Racionalismo, el socialismo, el comunismo al que nos están llevando en Todo el Planeta, el Indeferentismo, la autonomía de la sociedad civil Incapaz de Legislar en Verdad y Gobernarse para el Bien Común, el panteísmo, el naturalismo……

Reafirmaba la invalidez del matrimonio celebrado entre católicos no separados de la Iglesia, que se celebrase ante una autoridad civil, por un defecto de forma canónica.

 

Mucho hereje hay un en día en la Iglesia Católica, nunca ha habido TANTOS.  Y qué curioso que se está produciendo lo que propugna, nos está des-Gobernando el Mal, buscan la auto-destrucción del hombre, con la Mundialización de la ideología de género, el homosexualismo y el Abortismo a escala Planetaria, la demolición de la Familia como núcleo y cédula de Toda la Humanidad, donde se forman los nuevos retoños, el Divorcismo, el Liberalismo, el Relativismo donde Nada es Verdadero (pero se contradicen ellos solos, utilizando una “Falsa Verdad Absoluta”:  “Nada es Verdadero”.)

Están demoliendo la Iglesia Católica desde dentro, estos Judas, “Hipócritas, Raza de víboras”, así los llamaba Nuestro Señor Jesucristo.  Esto va a provocar en menos de 5 meses, un Cisma en la Iglesia Católica, como no se ha conocido antes.  Donde de la Falsa Iglesia, saldrá el Falso Profeta (el último Papa no elegido Canónicamente), que junto a toda la Masonería Mundial, darán a Luz al “verdadero Mesías de los Judíos”, que condenaron a Muerte a Nuestro Señor Jesucristo.  O sea, parirán a un Ratón hijo del Diablo, al Anti-Cristo, que durante 3 años someterá a la Humanidad, a una de las épocas más negras y genocidas, iniciando lo que ya han Iniciado, la Última y Gran Persecución de los Cristianos como nunca se ha visto, “La Gran Tribulación del Apocalipsis de San Juan”, donde morirán en Todo el Mundo muy posiblemente más de 300 millones de Crisitianos.

En la que Junto con el poder de 10 Naciones, las más poderosas del mundo Occidental y de la OTAN, entre ellas Israel, EE.UU., la Gran Bretaña, Alemania, Francia, Italia, el gobierno de España, etc…  Que dan soporte Militar, Político y Económico, al Anti-Cristo, este se verá mucho más recompensado y Adorado, por la “Falsa Iglesia” y el Falso Profeta (el último Papa no elegido Canónicamente), que está a punto de reventar la Verdadera Iglesia Católica y a la que va a perseguir a MUERTE con mucho ahínco.

La Falsa Iglesia es Modernista, Relativista, muy Liberal, infestada de Masones en su cúpula fundamentalmente, y es contraria a la Tradición Milenaria, y la custodia del Evangelio y del Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo.

A continuación expongo el artículo infumable del señor, Salvador Bernal miembro destacable del Opus Dei, y añado unas imágenes que ilustran más que la erudición de este falso señor. +++

+++  Hay que seguir repitiendo que los católicos somos libres, también en política  por Salvador Bernal, en religionconfidencial.com y www.Almudi.org

El Concilio Vaticano II ahondó en las raíces y en las consecuencias de la libertad que Cristo ganó con su muerte en la cruz

Parece mentira, pero a fin de año se cumplen cincuenta años del Concilio Vaticano II. Sus principales documentos se mantienen vivos, porque fueron elaborados con tiempo y a conciencia. La riqueza doctrinal de esa asamblea ecuménica abarca múltiples facetas. En este año electoral, me parece obligado seguir insistiendo en la libertad de los católicos, consecuencia nítida de la autonomía del orden temporal proclamada por el papa con el colegio universal de obispos.

Al margen de la religión, me intrigaba por aquellos días una figura existente en el derecho laboral español: el poder normativo del empresario. No voy a resumir aquí dislates ni debates, que me sirvieron para obtener el doctorado… Sólo que aquello me permitió conocer a un gran jurista de Italia, Santi Romano, y su interesante teoría del ordenamiento jurídico como sistema inexcusable de toda organización humana, con independencia de sus fines: donde hay sociedad, aunque sea una banda de malhechores, hay un peculiar ordenamiento para regir las relaciones entre los miembros.

La persona humana no es unidimensional. Puede pertenecer a la vez a sociedades distintas, cada una con sus propias leyes. Sin necesidad de acudir a las tres culturas de Toledo, ni a la analogía de persona y máscara, lo cierto es que uno juega papeles distintos en sedes diversas. No dejo nunca de ser cristiano, porque el bautismo imprime carácter. Pero no actúo como creyente, aunque lo sea, cuando decido en cuestiones culturales, sociales o políticas. Porque ahí intervengo en calidad de ciudadano, una vez que el ordenamiento −antes no fue así− ha reconocido mi derecho a la participación, que no se confunde con el inexistente deber de votar.

Comprendo que se den nostalgias del Estado confesional, como si un régimen político pudiera englobar todas las buenas expectativas de los creyentes. Pero hasta Santo Tomás de Aquino reconoció los límites del poder civil y la necesidad de la tolerancia. Quizá estos días pasados, ante el mensaje en la Pascua del premier británico, David Cameron, muchos no han caído en la cuenta de la paradoja de uno de los pocos Estados confesionales cristianos que permanecen en el mundo moderno (Suecia dejó de serlo con el cambio de milenio): la Corona es cabeza de la Iglesia anglicana, y las grandes decisiones, también doctrinales, se adoptan en sede parlamentaria.

No deja de hacerme gracia la obsesión francesa en tema de laicidad, que puede llevar a situaciones en cierto modo grotescas: así, cuando Manel Valls o su ministro del interior, Bernard Cazeneuve, parecen dispuestos como sea a integrar la religión de Mahoma en los entresijos de la República laica. Aquella laicidad positiva que predicó Sarkozy en Letrán, se convierte ahora en instrumento para la promoción de un Islam republicano.

No faltan tampoco en España, en este año lectoral, con viejos y nuevos partidos, quienes tratan de implicar de modo arcaico a la Iglesia −siguen sin distinguirla de la jerarquía episcopal− en intentos más o menos descabellados de conseguir votos aquí y allá. Unos, confundiendo una vez más cuestiones religiosas y civiles sobre el derecho a la vida o a la educación; otros, al revés, tratando de ofrecer garantías políticas a quienes tienen convicciones profundas.

El Concilio Vaticano II ahondó en las raíces y en las consecuencias de la libertad que Cristo ganó con su muerte en la cruz. Hasta afirmar que no existen soluciones cristianas unívocas a los problemas sociales (más complejos aún hoy que hace cincuenta años); “En estos casos de soluciones divergentes aun al margen de la intención de ambas partes, muchos tienen fácilmente a vincular su solución con el mensaje evangélico. Entiendan todos que en tales casos a nadie le está permitido reivindicar en exclusiva a favor de su parecer la autoridad de la Iglesia” (Gaudium et Spes 43).

Salvador Bernal, en religionconfidencial.com

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

Sobre Para Mayor Gloria de Dios, El Siervo de Dios

Experto en Informática y en Bioquímica y Biología Molecular.

No hay comentarios aún. ¡Sea el primero en dejar un comentario!

Dejar un comentario