Fechas del Fin de los Tiempos.  Según La Biblia y la Astronomía Sagrada.

La Abominación de la Desolación según el Profeta Daniel.

Un extracto de las profecías del Profeta Daniel, se encuentran al final de este Artículo (Clic Aquí).

En este cuarto video del Dr. Antonio Yagüe, -en su web, www.garabandal.org.es -, se continúan aplicando los conocimientos de la Astronomía Sagrada a la búsqueda de posibles fechas de los sucesos profetizados en los últimos tiempos. Como se dice en este video y el anterior, no se trata de indagar por adquirir una sabiduría vana o jactanciosa, sino para tener un mayor discernimiento ante los falsos profetas que abundan en nuestros días augurando, especialmente por internet, nuevas catástrofes inminentes a cada paso. Gracias a este conocimiento se espera que se afronte con paz interior y esperanza humana y sobrenatural los difíciles momentos de los últimos tiempos, que tienen una gran importancia para la historia de la Redención del hombre.

A partir de la fecha hallada en el video anterior para la señal de la Mujer, se constata en este video que el interés de la búsqueda estaba en encontrar los tiempos de la segunda Venida de nuestro Señor Jesucristo, por lo que hay que realizar nuevas hipótesis de seguimiento de eventos astronómicos, sabiendo que queda poco tiempo para la derrota del Diablo tras dicha señal en el cielo, pues así lo indican Apocalipsis 12 y 20: Poco tiempo para que el diablo sea encadenado por mil años y comience una nueva etapa en la historia de la Redención.

Se plantea la posibilidad de buscar la conjunción siguiente de Júpiter con Saturno, basado en el simbolismo de la Astronomía Sagrada para esos dos planetas. La fecha encontrada se contrasta su posible validez con dos profecías que marcan intervalos concretos entre hechos de la historia: la profecía de las setenta semanas de Daniel y la de los tres tiempos y medio de Daniel y del Apocalipsis. El resultado es un encaje inimaginable entre la fecha de dicha conjunción y el plazo de 70 semanas de años contados desde la aparición de la Virgen de Guadalupe en México así como con tres años y medio lunares contados desde la fecha en que Saturno toca el pie de Ofiuco, que además de rememorar en imágenes la profecía del Génesis a las puertas del Paraíso, Ella te pisará la cabeza y tu le morderás el calcañal, coincide en el aniversario de las dos destrucciones anteriores del Templo de Jerusalén.

Estos hallazgos comienzan a configurar con fuerza los hechos principales dentro de la última semana de años de Daniel, que se irán desgranando con nuevos hallazgos astronómicos en próximos videos. En cualquier caso, según estas hipótesis y conocimientos derivados de la Astronomía Sagrada y de la Sagrada Escritura, la cercanía de la Gran Tribulación ya es de muy pocos meses, para considerar que hemos comenzado los tiempos graves, de la última semana del Profeta Daniel.

Los temas relativos a la primera parte de estas consideraciones y hallazgos han sido puestos para mayor precisión y detalle por escrito en un  Libro Electrónico (Clic Aquí)..

+++  +++  +++  +++  +++  +++

 

La profecía de las Setenta Semanas

Oración de Daniel.  (Dan 9:1)

El año primero de Darío, hijo de Asuero, de estirpe meda y rey del imperio de los caldeos, el año primero de su reinado, yo, Daniel, me puse a investigar en las Escrituras sobre los setenta años que, según la palabra de Yahvé dirigida al profeta Jeremías, debía durar la ruina de Jerusalén.

Me dirigí hacia el Señor Dios, implorándole con oraciones y súplicas, con ayuno, saco y ceniza.

Supliqué a Yahvé mi Dios y le hice esta confesión:

«¡Señor, Dios grande y terrible, que mantienes la alianza y la fidelidad con los que te aman y cumplen tus mandamientos.

Hemos pecado, hemos cometido iniquidades y delitos y nos hemos rebelado, apartándonos de tus mandamientos y preceptos.

No hemos escuchado a tus siervos los profetas que hablaban en tu nombre a nuestros reyes, a nuestros príncipes, a nuestros antepasados y a toda la gente del país.

Tú, Señor, eres justo; a nosotros hoy nos humilla la vergüenza, igual que a los hombres de Judá, a los habitantes de Jerusalén y a todos los israelitas, próximos y lejanos,

en todos los países donde tú los dispersaste a causa de las infidelidades que cometieron contra ti.

Yahvé, a nosotros nos humilla la vergüenza, como a nuestros reyes y antepasados, porque hemos pecado contra ti.

El Señor nuestro Dios es compasivo y clemente, aunque nos hayamos rebelado contra él

y no hayamos escuchado la voz de Yahvé nuestro Dios ni seguido las leyes que nos dio por medio de sus siervos los profetas.

Todo Israel ha transgredido tu ley y ha desobedecido tu palabra. Por eso han caído sobre nosotros las maldiciones y amenazas escritas en la ley de Moisés, siervo de Dios, porque hemos pecado contra él.

Él ha cumplido las palabras que había pronunciado contra nosotros y contra nuestros gobernantes, enviando sobre nosotros y sobre Jerusalén, una desgracia tan grande como nunca había caído bajo el cielo.

Como está escrito en la ley de Moisés, nos ha alcanzado toda esta desgracia, pero no hemos aplacado a Yahvé nuestro Dios,

convirtiéndonos de nuestras iniquidades y reconociendo tu verdad.

Yahvé, consciente de esta desgracia, la ha descargado sobre nosotros, pues Yahvé nuestro Dios siempre actúa justamente, pero nosotros no hemos escuchado su voz.

Ahora, Señor Dios nuestro, que sacaste a tu pueblo de Egipto con gran poder, conquistando una fama que dura hasta hoy, nosotros hemos pecado y actuado injustamente.

Señor, por tu infinita justicia, retira tu cólera enfurecida de Jerusalén, tu ciudad y monte santo;

pues por nuestros pecados y por los crímenes de nuestros antepasados, Jerusalén y tu pueblo son la burla de cuantos nos rodean.

Y ahora, Dios nuestro, escucha la oración y las súplicas de tu siervo y mira con buenos ojos tu santuario arruinado, ¡por tu honor, Señor!

Inclina, Dios mío, tu oído y escucha; abre tus ojos y mira nuestra desolación y la ciudad en la que se invoca tu nombre,

pues nuestras súplicas no se fundan en nuestra justicia, sino en tu gran misericordia.

¡Señor, escucha! ¡Señor, perdona! ¡Señor, atiende y actúa sin tardanza! ¡Por tu honor, Dios mío, pues tu nombre se invoca en tu ciudad y en tu pueblo!»

El ángel Gabriel explica la Profecía. (Dan 9:20)

Aún estaba yo hablando, rezando y confesando mis pecados y los de mi pueblo Israel, y presentando mi súplica a Yahvé mi Dios por su monte santo; aún estaba rezando mi oración, cuando Gabriel, el personaje que yo había visto antes en la visión, se me acercó volando a la hora de la ofrenda de la tarde.

Y al llegar, me dijo: «Daniel, he venido ahora para infundirte
comprensión.

Desde el comienzo de tu oración se ha pronunciado una palabra y yo he venido a comunicártela, porque eres un hombre apreciado.  Entiende la palabra y comprende la visión:

«Setenta semanas han sido fijadas a
tu pueblo y a tu ciudad santa 
para
poner fin al delito, 
sellar
los pecados y expiar la culpa; 
para
establecer la Justicia Eterna, 

sellar visión y profecía y
Consagrar el Santo de los Santos.

Entérate y comprende:

Desde que se dio la orden de
reconstruir Jerusalén, 
hasta
la llegada de un Príncipe Ungido,

pasarán Siete Semanas y
Sesenta y dos Semanas; 
y
serán reconstruidos calles y fosos, 
aunque
en Tiempos Difíciles.

Pasadas las sesenta y dos semanas,

matarán al Ungido sin Culpa y
un príncipe que vendrá con su ejército 
destruirá
la ciudad y el Santuario.

Su Fin será un Cataclismo y
hasta el Final de la guerra durarán 
los
Desastres Anunciados.

Sellará una firme alianza con muchos, durante
una semana; 
y
en media semana, 
suprimirá
el sacrificio y la ofrenda 
y
pondrá sobre el Ala del Templo el ídolo Abominable,

hasta que la Ruina Decretada recaiga sobre el Destructor.»


+++  +++  +++ +++ +++

EL TIEMPO DEL FIN.  Fin del perseguidor (Dan 11:40).

«En el momento Final lo atacará el Rey del Sur.  El Rey del Norte
se lanzará contra él con carros, jinetes y numerosas naves; invadirá sus tierras y pasará como una inundación.

Después vendrá a la Tierra del Esplendor, donde perecerán
muchos, pero de su poder se librarán Edom, Moab y la mayor
parte de los amonitas.

«Extenderá su poder sobre otros países y ni siquiera Egipto podrá librarse.  Se apoderará de los tesoros de oro y plata y de todos los objetos preciosos de Egipto, y libios y nubios seguirán sus pasos.

Pero del este y del norte le llegarán noticias alarmantes y partirá enfurecido, con ánimo de destruir y exterminar multitudes.

Levantará el campamento real entre el mar y el Santo Monte del Esplendor.  Pero entonces le sobrevendrá el fin y nadie lo ayudará.


+++  +++  +++ +++ +++

La Resurrección y la Retribución (Dan 12:1).

 

«En aquel tiempo surgirá Miguel, el gran Príncipe que se ocupa de tu pueblo.  Serán Tiempos Difíciles como no los habrá habido desde que existen las Naciones hasta ese momento.


Entonces se Salvará tu Pueblo, Todos los inscritos en el Libro.  Muchos de los que descansan en el polvo de la tierra se despertarán, unos para la vida eterna, otros para vergüenza y horror eternos.   Los Maestros brillarán como el resplandor del firmamento y los que enseñaron a muchos a ser Justos, como las estrellas para Siempre.

Y tú, Daniel, guarda estas palabras y sella el libro hasta el momento final. Muchos lo consultarán y aumentarán su saber.»

+++  +++  +++ +++ +++

La Profecía Sellada (Dan 12:5).

Yo, Daniel, miré y vi a otros dos hombres que estaban de pie, uno a cada orilla del río.

Y pregunté al hombre vestido de lino que estaba sobre las aguas
del río: «¿Para cuándo está fijado el fin de estos prodigios?»

Y oí al hombre vestido de lino que estaba sobre las aguas del
río Jurar, levantando sus dos manos al cielo, por el que vive
eternamente:  «Al cabo de Tres años y medio, cuando se consuma la Derrota del Pueblo Santo, se cumplirán todas estas cosas.»

Yo oí sin comprender y pregunté: «Señor mío, ¿cuál será el desenlace de todo esto?»

Él me respondió: «Vete, Daniel, porque estas palabras están
Guardadas y Selladas hasta el momento Final.

Muchos serán purificados, lavados y acrisolados; los malvados
seguirán haciendo el mal, sin que ninguno comprenda; pero los
sabios comprenderán.

Desde el momento en que se suprima el sacrificio permanente y se instale el ídolo maldito, pasarán Mil Doscientos Noventa días.

Dichoso el que sepa esperar y alcance los Mil Trescientos Treinta y Cinco días (N.T. Tres años y medio).

Tú, vete a descansar; te levantarás para recibir tu suerte al Final de los días.»

+++  +++  +++ +++ +++

Lo más vendido en la Web del Dr. Antonio Yagüe:

Pack libro Reflexiones al hilo del Apocalipsis y Diapositivas Seminario:   €25,00

 

Novedad

Audio Seminario Reflexiones al Hilo del Apocalipsis (13 charlas):  €7,00

 

Por qué en Garabandal

Garabandal está situado geográficamente a muy pocos kilómetros de tres lugares significativos sobre su mensaje: Comillas (uno de los mayores centros de formación de sacerdotes de España en aquellos años), Santo Toribio de Liébana (cuna de los comentarios medievales al Apocalipsis) y el País Vasco (origen del terrorismo en España).

Leer más…

Fátima y Garabandal

Las revelaciones proféticas de Garabandal coronan y enmarcan las del secreto de Fátima, que durante 40 años se mantuvo oculto. Las circunstancias sociales del entorno del Aviso y el Milagro reveladas en Garabandal encajan con las que describe la tercera parte del secreto de Fátima, en las que morirán mártires el Papa y multitud de fieles.

Leer más…

El Aviso en la Biblia

La Sagrada Escritura es la fuente primaria de la Revelación. Sucesos como los profetizados en Garabandal, de carácter global y únicos en la historia, no podían quedar fuera de las profecías bíblicas. Gracias a las revelaciones privadas de Garabandal, muchos textos oscuros de la Biblia se iluminan y ordenan, especialmente aquellos relativos a los últimos tiempos.

Leer más…

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

Sobre Para Mayor Gloria de Dios, El Siervo de Dios

Experto en Informática y en Bioquímica y Biología Molecular.

No hay comentarios aún. ¡Sea el primero en dejar un comentario!

Dejar un comentario

Usted debe Logueado Introduzca un comentario.