La Astronomía Sagrada y el Fin de los Tiempos…

La ciencia que llevó a los Reyes Magos a amar al Redentor y descubrir cuándo y dónde fue su primera Venida es la Astronomía Sagrada.  Este saber arcano, que nada tiene que ver con horóscopos y astrólogos tan de moda en nuestros días, quedó olvidado durante muchos siglos.

Gracias a los estudios lingüísticos de diversos eruditos en los siglos XIX y XX hoy se ha rescatado buena parte de aquel saber y podemos conocer el proceso que llevó a aquellos hombres sabios y santos hasta el portal de Belén.

Por pura analogía y sabiendo que la segunda Venida de nuestro Señor estará precedida por señales en el Sol, la Luna y las estrellas, surge inmediatamente la pregunta que intenta contestar este libro: si en las estrellas estuvo la información sobre el cuándo y dónde de Su primera Venida, ¿estará también en ellas los datos que nos lleven a su segunda Venida?

 

El libro comienza con una breve descripción de los principios que hicieron surgir esta antiquísima sabiduría de la Astronomía Sagrada y expone varios ejemplos sobre las estrellas y constelaciones que sitúan al lector ante la época del Nacimiento de Jesús y lo que los Reyes Magos vieron e interpretaron para ponerse en marcha hacia Jerusalén.

 

A partir del patrón encontrado para la estrella de Belén, el autor considera descripciones de la Sagrada Escritura sobre la cercanía del fin de los tiempos que tienen un evidente paralelismo con las figuras de algunas constelaciones celestes.  Asimismo se apoya en el mensaje de las estrellas que muestra el manto de la Virgen de Guadalupe y en diversos datos transmitidos por la aparición de la Virgen del Carmen de Garabandal para configurar la hipótesis estelar central del libro.

 

Con la ayuda de un conocido programa de ordenador comprueba cuándo esta hipotética situación estelar ocurrirá en el futuro. La fuerza del hallazgo está en que el periodo de repetición del evento es mayor de 100.000 años o sea mayor que la propia estabilidad de las figuras de las constelaciones en el fondo estelar, o dicho en otras palabras, ocurrirá ahora y ya nunca más.

A partir de este hallazgo, el autor emite hipótesis complementarias sobre configuraciones estelares que interpretadas mediante los principios de la Astronomía Sagrada significarían nuevos paralelismos celestes de otros importantes hechos profetizados sobre los últimos tiempos.

 

De nuevo, a través del ordenador, encuentra fechas de ocurrencia para estas situaciones estelares en un próximo futuro que sorprenden, porque se ajustan increíblemente a plazos establecidos por el profeta Daniel y por San Juan en el Apocalipsis, sobre los que muchos estudiosos han trabajado durante años sin llegar a ninguna conclusión plausible.

La segunda parte del libro describe, con profusión de citas de la Sagrada Escritura, los eventos del Aviso o sexto sello del Apocalipsis, la llegada del Anticristo, la invasión de Gog y Magog y el suceso, poco estudiado en la exégesis católica, de los 144.000 tomados de la tierra como primicias.

 

En todos ellos sugiere nuevas configuraciones celestes en el próximo futuro y encuentra fechas que se ajustan a la estructura de los últimos tiempos y al significado paralelo que se puede interpretar en ellas con la Astronomía Sagrada.  El trabajo termina mostrando un sorprendente paralelismo de eclipses lunares entre la semana de años anterior a la Primera Venida y las fechas halladas para los eventos que preceden a su Segunda Venida.

A pesar de la innegable precisión del reloj astronómico para los tiempos hallados, el autor insiste en que estos hallazgos no indican el día y la hora de la segunda Venida, sino el plazo máximo en que ésta se podría producir, puesto que Nuestro Señor profetizó que los tiempos se acortarán por amor a los elegidos (Mat. 24, 26).

 

En una segunda entrega próxima el autor anuncia nuevos hallazgos relativos a otros hechos de los últimos tiempos obtenidos a partir de esta antigua sabiduría de las estrellas. El trabajo termina asegurando que cuando finalice su exposición se podrá comprobar acerca de la Segunda Venida y el Fin de los tiempos “que Dios ha dado a conocer el año, el mes y la semana a través de señales y profetas, mientras que se ha reservado para sí el día y la hora en que todo se cumplirá”.

 

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

Sobre Para Mayor Gloria de Dios, El Siervo de Dios

Experto en Informática y en Bioquímica y Biología Molecular.

No hay comentarios aún. ¡Sea el primero en dejar un comentario!

Dejar un comentario

Usted debe Logueado Introduzca un comentario.