La verdadera devoción al Corazón de Jesús. Dictados de Jesús a Marga.

Autor: en agosto 31, 2014 0 Comment

Este “libro rojo” con el cual Jesucristo, desde la puerta, llama para que le abramos nuestra casa (cf. Ap 3, 20) tiene por título La verdadera devoción al Corazón de Jesús, dictados de Jesús a Marga, y apareció en año 2009, aunque haya comenzado a distribuirse hace pocos meses. Desde su cubierta, las manos de la Madre del Señor nos ofrecen El Sagrado Corazón de Su Hijo en forma eucarística; anticipando gráficamente el Amor concentrado que contienen sus páginas. La lectura confirmará de inmediato que no estamos ante una más de las obras que enriquecen la vida espiritual: Lo que tenemos ante la vista es una confidencia absolutamente providencial del Señor, que sale al paso de nuestras necesidades más actuales, de cristianos, y de católicos españoles.

Son 653 páginas sin desperdicio, divididas en dos partes bien diferenciadas: La primera es una introducción al tema, con sendos prólogos de Marga y de su director espiritual; además de un acercamiento riguroso a la devoción del Sagrado Corazón; al magisterio de la Iglesia respecto a ella; su naturaleza, su historia y su vivencia práctica… Introducción cuya riqueza advertirá pronto el lector, si logra reprimir una impaciencia natural – somos humanos – y posponer por algún tiempo la lectura de los dictados.

La segunda parte tiene por título Mensajes “a la humanidad” y se abre en la página 89 con la advertencia de que “estos mensajes son para acercar a los hombres al Corazón Inmaculado de María y al Sagrado Corazón de Jesús”. Proclama así la nota más entrañable de los dictados que siguen: Una estrecha colaboración entre Jesús y su santísima Madre para la iluminación de todos los hijos llamados a recibir este auxilio coloquial. En el tándem Jesús-María aflora con maravillosa sencillez el esfuerzo corredentor de la familia de Nazaret, materializado en una complementariedad perfecta. El rol protagonista de la Virgen María en la preparación del Reino de Cristo y su labor profética de estos últimos tiempos encuentran en el libro rojo una de sus expresiones concretas: Es el rojo de la sangre que vincula amorosamente a la Madre y al Hijo, revelando la unidad de acción de ambos corazones en un mismo latir. El fuego expresivo del Amor de Jesús hacia todos nosotros aparece acompañado, no humanizado – sería imposible ser más humano – sino reforzado por el lenguaje de la Mujer (Jn 19, 26) que es simultáneamente Reina y Madre.

Los mensajes comienzan el 11 de julio de 1998, y concluyen el 18 de julio del 2008. Han sido tomados por Marga directamente, al dictado de las locuciones interiores del Señor, acompañadas en alguna ocasión de visiones y otros fenómenos místicos. Por eso impactan la familiaridad y la sencillez de lenguaje que, lejos de restarles profundidad, se convierten en sencilla envoltura de la magnificencia divina. Son diez años de ternura, de confidencias, de consejos, de advertencias y de alertas que abarcan todos los escenarios en los que la vida cristiana tiene que desenvolverse hoy. Una muestra acabada de la solicitud entrañable de Jesús hacia todos y cada uno de sus hermanos: Todos llamados en primera persona, con particularidad ciertamente asombrosa, para penetrar sin recelo en ese Corazón traspasado que se nos ofrece como mansión definitiva y salvadora.

El hilo conductor de estas páginas es el llamamiento a cada alma para la entrega y la correspondencia al Amor: Un llamamiento que va in crescendo a la par que se nos advierte la gravedad del momento, hasta concluir en revelación grandiosa del tesoro eucarístico en el que se materializa… Los mensajes contienen por ello una descripción precisa e insustituible de aquellas tribulaciones que el Señor ha juzgado conveniente prevenirnos, así como pautas para el comportamiento necesario en estos tiempos; además de las vicisitudes concretas que tendremos que afrontar siendo miembros de una Iglesia asociada a su Pasión: Únicamente la soberbia o la mala conciencia podrían considerarse señaladas por propósitos que la sociología religiosa confirma en cada uno de sus extremos. La autenticidad del carisma manifiesto en los dictados – a reserva del veredicto final de la Iglesia – se impone al discernimiento correctamente formado por su conjugación arrolladora de sencillez y grandeza. En última instancia, el estilo del Espíritu Santo es inimitable y acaba reconociéndose, aunque, entre tanto, pueda tener la persecución como sello distintivo.


Teléfono de contacto: 690-24-21-85

Email: pedidos@VDCJ-Tomo-Rojo.com

Web: http://www.vdcj-tomo-rojo.com/


Genero: Críticas de libros
Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

Sobre Para Mayor Gloria de Dios, El Siervo de Dios

Experto en Informática y en Bioquímica y Biología Molecular.

No hay comentarios aún. ¡Sea el primero en dejar un comentario!

Dejar un comentario