Pakistán: muere mártir el adolescente al que prendieron fuego por decir “soy cristiano”.

Nauman Masih

 

  • Nauman Masih murió después de haber perdonado a los extremistas musulmanes que lo atacaron.
  • Unos jóvenes musulmanes le derramaron gasolina por encima, sufriendo quemaduras graves en el 55% de su cuerpo.

Nauman Masih (en la imagen), el chico cristiano paquistaní de 14 años de edad que fue quemado el 10 de abril por un grupo de jóvenes musulmanes, ha fallecido en el hospital de Lahore. La Agencia Fides ha recibido la confirmación de la noticia a través de fuentes locales en Pakistán. El muchacho había sido detenido y atacado después de declarar que era cristiano. Los jóvenes le derramaron gasolina por encima, sufriendo quemaduras graves en el 55% de su cuerpo.

Pero lo más impresionante es que Nauman Masih murió después de haber perdonado a los extremistas musulmanes que lo atacaron.

Nauman fue atacado el 10 de abril cuando se cruzó en la calle con unos jóvenes musulmanes desconocidos que se dirigían a la mezquita. Estos lo detuvieron y al darse cuenta que era cristiano le golpearon, le rociaron de gasolina y le prendieron fuego, dándose a la fuga inmediatamente.  Quemado vivo, casualmente por musulmanes. Pero no, no estamos ante una guerra de religión ni el Islam es el problema.

(N. del T.) ¡¡¡ Quién diga que el Islam es una «Religión» de Paz, es un Mentiroso, ya lo diga Agamenón, su Porquero o el Puerco !!!  ¡¡¡ Está claro !!!  Una «Religión» como el Islam, que es más falsa que Judas, cuando a Mahoma no se le Apareció el Arcángel San Gabriel, sino, uno que se llama Lucifer o Satanás, es una Secta Satánica, donde hay moderados o radicales satanistas.

Podemos comparar cuantos cristianos han matado los Musulmanes en los últimos 500 años, y cuantos musulmanes han matado los Verdaderos Cristianos en el mismo periodo, a razón de 1 por cada 100.000 que matan ellos. 
*************
“Los jóvenes que me han agredido eran unos perfectos desconocidos para mí. Comenzaron a pegarme al saber que soy cristiano. Traté de escapar pero me persiguieron y me rociaron con la gasolina”, contó a la policía.“Estoy tan triste de tener que compartir una desgarradora noticia. Nauman Masih el chico de 15 años atacado por musulmanes en Pakistán, que estaban ofendidos por su adherencia a la fe cristiana, murió esta mañana”, informó el British Pakistani Christian Association (BPCA) en su sitio web.El BPCA indicó que el hospital donde era tratado Nauman “no tenía una unidad especial para quemados y no fue posible trasladarlo a otro hospital”. Nauman “fue valiente en su dolor y habló de perdón para sus atacantes. Murió como un mártir y sin duda está hoy con el Señor”.

“Por favor, recen por su familia, que ha tenido cinco días de extrema angustia y para que pueda tener un poco de justicia”, expresó.

Shahbaz Sharif, Primer ministro del Punjab, ha pedido que los responsables sean arrestados. El Director del “Peace Center” concluye: “Yo diría que hoy estamos en el peor período de la historia de la vida de los cristianos en Pakistán. La discriminación, el sufrimiento, la opresión a menudo se convierten en verdaderas persecuciones. Hoy queremos preguntar al gobierno: ¿dónde queda la justicia? ¿Dónde están los culpables de los muchos episodios de violencia gratuita cometidos contra los cristianos?”.

Mervyn Thomas
, director de la Ong ‘Christian Solidarity Worldwide’, afirma en un comunicado enviado a la Agencia Fides: “Oramos por el muchacho y por su familia. Creer que se puede matar a un chico simplemente por su profesión de fe es profundamente preocupante. La cultura de la impunidad debe terminar, y se debe garantizar los derechos a las minorías religiosas al igual que a todos los ciudadanos de Pakistán”.

José Ángel Gutiérrez
joseangel@hispanidad.com

Twitter Digg Delicious Stumbleupon Technorati Facebook Email

Sobre Para Mayor Gloria de Dios, El Siervo de Dios

Experto en Informática y en Bioquímica y Biología Molecular.

No hay comentarios aún. ¡Sea el primero en dejar un comentario!

Dejar un comentario

Usted debe Logueado Introduzca un comentario.